jueves, 9 de mayo de 2013

Anécdotas de un mejillón y una leona (XXIV)





Aventuras majoreteriles en Murcia. Segunda parte

No he encontrado ninguna foto de las Majorettes de Barcelona en los buscadores. Curioso, porque las hay muy antiguas, en blanco y negro y de todo el mundo. Sólo está la mía que publiqué aquí, enlazada a este blog.

Sigamos con Murcia. La madre de Milagros era la carabina habitual que solíamos llevar. Una mujer obesa y de muy mal humor, siempre fiscalizando y gruñendo, parecía una de esas nazis uniformadas de las pelis, crueles hasta el paroxismo. Así salió la hija, creyéndose con derecho a todo por llevar a su madre como carcelera de las demás.
Nos alojamos en un Colegio Mayor de chicos, tanto nosotras como las francesas y su banda. Uy... uy... uy... La SS femenina no estaba acostumbrada a la libertad de las francesas. Había parejas entre ellos y compartían el dormitorio, así que la doña no dormía, no comía, no vivía... ¡Juas! Claro que ella no tenía nada que hacer con las francesas, pero temía que su ovejitas se desmandasen con el mal ejemplo.

Por las noches nos reuníamos en la cafetería del colegio para charlar un rato antes de acostarnos y entablé conversación con el director del grupo francés. En francés, por supuesto. Ese hombre me preocupaba, tenía aspecto de enfermo, a punto de sufrir una apoplejía, gordo, coloradote y con dificultades para moverse. Estaba siempre rodeado de su gente, tanto las chicas como los chicos le mostraban mucho afecto. Me dijo su nombre y que tenía 66 años, y algo de la historia del grupo. Fue una breve charla porque mi francés no era para tirar cohetes, ya que mi familia francesa quería hablar en catalán y castellano cuando venían de vacaciones.
Bueno, eso ya supuso un pecado gordo por lo que pasó a la vuelta. Hablar con desconocidos y en un idioma que la vieja no entendía... ¡Puf! Porque claro, no me limité al director y charlé con algunos de los integrantes, contentísimos de que una española hablara francés.

Noté que a uno de los chicos de la banda lo tenían marginado. Era tímido y muy educado, no participaba de las bromas y risotadas de los demás. Al día siguiente pregunté a una de las francesas qué pasaba con él. Hizo un gesto de desprecio, asegurando que sólo era un borracho. Pues vaya, no creo que Henry lo mantuviera en la banda si no tocaba bien...
El último día, en los pasillos atestados, llevando las maletas, me tendió una nota y se fue inmediatamente. Me daba las gracias por haber sido amable con él. La arpía estaba a la vista y tomó buena nota.

Pero no adelantemos acontecimientos. Milagros consiguió que en la siguiente actuación fuera relegada a tropa. Menudas, ella y su mami...
Empezaron los problemas con el equipo. Encontraron un uniforme que podía soportar mis tetas, aunque demasiado aprisionadas, ¡uf! Las botas. No había de mi número, todas eran demasiado grandes y tuve que usar las mías, negras, cuando las de la tropa eran blancas. Me dieron el bombín como todas. Demasiado grande. Me pasé no sé cuánto tiempo delante del espejo, intentando hacerme el moño bajo que sobresale del sombrero. Narices, no había manera. Un sombrero demasiado grande es eso, se mire como se mire. Me avisaron de que ya salíamos, así que, harta, me hice una "castaña" prieta en lo alto, dentro del sombrero. Al menos su bulto evitaba que me tapara los ojos.
Pero... ese día hizo un ventarrón de miedo. Todos los bombines volaban de nuestras cabezas, incluso el flamante sombrero de copa de pedrería dorada de Milagros. Me fastidió mucho por como llevaba recogido el pelo. No importaba no llevar sombrero si el peinado era bonito, pero por culpa de la inútilidad de la empresa y la envidia de su capitana más antigua, unido a la imposición de la mami SS, era un horror. Parecía uno de esos chiquillos pakistanís que se hacen la castaña en lo alto, a la espera de crecer, ellos y su pelo y poder usar el turbante.
Juanito, Roberto y los agentes de la Urbana andaban locos recogiendo sombreros por la calle, hasta que el primero nos dijo que lo lleváramos bajo el brazo izquierdo. Una actuación de lo más cutre y Milagros se jodió al no poder usar las dos manos para su exhibición.
La Rueda sube y baja... Quiso anularme y quedó anulada ella por intervención del dios Eolo, je je je...

Tendremos que esperar a mañana porque todavía falta bastante.


20 comentarios:

  1. Bon jour, madsemoiselle!
    ( Estoy en el escasísimo tiempo del recre, he pasado los últimos minutos en clase tarareando en francés "Milord" de Edith Piaf con una chica negrita francesa que está físicamente mil veces mejor que yo. Haría una maravillosa majorette )
    Esta vez me pinta usted un cuadro que ni una de las más señeras españoladas landistas: La mamá carabina de Milagros; la tal Milagros que prometía ser más conflictiva que su mamá; los francesitos y francesitas "liberados"... ( Eran los guiris liberados en Cantabria y en Cataluya, el landismo se inspiró en las "suecas" que visitaban el Mediterráneo; el músico marginado por su amor al bebestible; un director casi abuelete contando sus batallitas... y policías omnipresentes a lo largo del desfile. Para colmo llega un ventarrón y vuelan los bombines, y supongo que el viento traidor también regala alguna imagen de braguitas para los españolitos "no liberados"
    Cachis la mar, y no existía el video ni las redes sociales!... Pero ha quedado en la buena memoria de quien guarda cachitos de lo que vivió para la añoranza y para compartirlo en este invento de otro siglo, nuestro segundo siglo.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonjour, monsieur!

      Tuvimos una negrita en Barcelona, poco antes de dar yo el portazo.
      Recuerdo que era muy maleducada. Alta, delgada, con aires de reina de Saba. Coincidí con ella un par de veces, en una ocasión estábamos sentadas entre el público -uniformadas-, en un partido de balonmano, después del cual teníamos que actuar. Apareció Roberto allí abajo y nos hizo una seña de que bajásemos a prepararnos.
      Ella, a mi lado, ni caso, cual esfinge faraónica. Le puse la mano en la rodilla y le dije "Vamos". Pues no señor, se quedó allí sentada y yo me fui sola, pensando quien narices iba a ir a buscarla, tirándole del brazo para que entendiera lo que debía hacer...

      Durante la cena en un hotel, pidió al camarero que le echase licor en la macedonia de frutas del postre. El maïtre estaba presente y se lo prohibió al camarero cuando este llegó con la botella de licor. Ella, imperturbable, insistió con su boca negra, roja y blanca: "Echa... echa...", entre risas de ramera. El camarero tragó saliva y echó. La cara del maïtre era espantosa al haber sido burlada su autoridad delante de todos.
      Mi cara, a su lado, debió haber sido todo un poema porque el maïtre se volvió a mí y me preguntó si no me gustaba el postre, viendo que no comía como las demás, que si quería un flan u otra cosa. No, yo nunca tomaba postre. Como poco desde siempre y el menú habitual ya me llenaba lo suficiente, no me entraba más.
      Lo sentí por ese señor, dejado en mal lugar por una maleducada y un subalterno gilipollas; quizá quiso enmendarlo siendo amable conmigo, pero me pilló de sorpresa.

      El "landismo" ha muerto, amigo mío, Alfredo Landa acaba de fallecer a los 80 años. Será incinerado dentro de un rato, a las 11:30, en el cementerio de Colmenar Viejo (Madrid)

      Marcó una época de joven, con ese "landismo" de suecas liberadas y escasas de ropa, pero fue buen actor, con excelentes interpretaciones después.

      Real como la vida misma, señor contramaestre, je je je... Parece que cuente una peli de esas, pero así era entonces la vida.
      Por cierto, los polis estaban siempre a nuestro alrededor. Si en alguna actuación callejera no hubiesen estado, me habría preocupado.
      Una anécdota en Barcelona. Estábamos en las dependencias del Ayuntamiento, descansando un rato, y una compañera no dejaba de acariciar las plumas del casco de gala de uno de los agentes. Hasta que consiguió desprender una, la coñazo esa.
      Al dueño del casco se le borró la sonrisa inmediatamente, parecía que el bigote se le había caído al suelo... La tonta me tendió la pluma, como un regalo para mí (ya era capitana, con uniforme y sombrero distinto). Miré al agente, como pidiéndole permiso para aceptar, y este asintió en silencio.
      Esa tarde lucí en mi chistera una pluma de la Guardia Urbana de gala.

      ¿Braguitas? Tengo una foto de la sin par Milagros enseñándo hasta el DNI. Menuda exhibicionista, su madre le subía el dobladillo casi hasta el ombligo, a petición de la niña, conque, a la que levantaba los brazos, lo enseñaba todo.
      Es una foto que Juanito me hizo a mí en la acera, en una ocasión en que salí como azafata (Misión: recoger las varas perdidas por las locas que no controlaban los movimientos). No me gusta, salgo con los ojos cerrados, pero al lado se ve el grupo, con Milagros como teniente y la única que enseña las bragas hasta el ombligo. La pondré, la pondré...

      Juanito debe tener un buen archivo, puesto que se dedicaba a hacer fotos, pero se ve que no ha subido ninguna a la red. Curioso. O no. Era mayor que yo, bastante más, y tal vez, desaparecida la empresa paterna, se olvidó de todo, sin ganas de meterse en internet.

      ¡Buen día!

      Eliminar
    2. Feliz día!
      Aquí lloviendo de lo lindo, y anteayer perdí el paraguas. Me he comprado uno de un pound ( un eurillo )así si lo pierdo no se pierde mucho.

      Pues a ese maitre se ve que le tomaban por el pito de un sereno, o algún enganche tenían el camareta rebelde y el maitre, como en la mayoría de los trabajos. La negrita ponía una nota festiva en el ambiente "majoreteril", quizá para contrarestar con las notas menos festivas de Milagritos y su mamá. Pues nada, un día nos pone por aquí un montón de imágenes eróticas de la susodicha, je, je!

      El "landismo" no ha muerto, existirá a lo largo de los siglos en programas como "Cine de Barrio". Los cutreríos cinematográficos también tienen su público. Todo lo "camp" vende. Seguro que dentro de cincuenta años la gente colecciona los "grandes hermanos" de ahora o hay seudointelectuales alabando los programas de la telebasura de nuestra época, especialmente los de luchas encarnizadas en el plató entre ex amantes que se odian, hijos que pegan a sus padres o señores mayores que se acuestan con "lolitas"
      El señor Landa fue un gran actor, efectivamente, y su "transición" de la cutrez al buen cine la marcaron Bardem y Garci. El difunto Bardem le dio el protagonista de "El Puente" y Garci "El Crack" Luego supe que estaba enfadado con Garci pero no me enteré de los motivos.
      Yo coincidí con él en "Lleno, por favor", la serie aquella que transcurría en una gasolinera. No compartí secuencia con Don Alfredo pero sí comi en su grata compañía y la del resto del equipo en un restaurante de Meco, cercá de donde estaba el plató-gasolinera ( pues se había construído una gasolinera auténtica sólo para rodar la serie ) Me cayó muy bien, campechanote y tal, y me hice una foto con él.

      Graciosa anécdota la del poli "desplumado", aunque siempre es preferible "desplumar" a un banquero o similar.

      Feliz fin de semana!

      Eliminar
    3. Vaya, es usted un sabio despistado, je je je... Esos son los que pierden el paraguas cada dos por tres.

      Quite, quite, Milagros no tenía nada de erótica. Tenía tantas ansias de enseñar las bragas que no se daba cuenta de que insinuar es más erótico que mostrar un pedazo de tela negra que lo tapaba todo. Así es, se llamaban mitukas, las comprábamos en una tienda al lado del domicilio de los Carrera, en el Paseo de Grácia. Formaban parte del uniforme. Túpidas, sin transparencia alguna y largas, tanto por arriba, encima del ombligo, como por abajo, rectas, sin curva en las caderas.

      Un Landa que evitó las polémicas que habían rodeado sus problemas con quien había sido director de su último trabajo y un amigo cercano hasta entonces, José Luis Garci. Juntos hicieron «Las verdes praderas», «El crack», «El crack II», «Canción de cuna», «Historia de un beso», «Tiovivo c.1950» y «Luz de Domingo», pero las malas relaciones de Garci con la Academia de Cine le llevaron a negarse a entregar a Landa su Goya de Honor y ahí se rompió una amistad de cuarenta años.

      Porque si algo ha demostrado Landa en su vida profesional y personal ha sido carácter, mucho carácter. «No hablo mal de la gente, sólo constato la realidad», afirmó en una entrevista con Efe en 2008 con motivo de la publicación de su biografía «Alfredo el Grande. Vida de un cómico».

      En ese libro calificaba al productor José Luis Dibildos de «timador profesional» y a la actriz Gracita Morales de «caprichosa, despótica e intratable», pero también halagaba a los actores Miguel Ángel Rellán o Tina Sainz, o al cineasta José Luis Cuerda.


      Tiene razón, el "landismo" no ha muerto, lo malo es que posiblemente sea más recordado por esto que por sus otros papeles.

      Bueno, hay cierto poli al que me gustaría desplumar de manera erótica, ¡juas! Ese del relato de 2012, el calendario maya.
      Es un guasón de cuidado y una vez, por la calle, va y me agarra del brazo soltándome esto: "Señora, queda usted detenida por resistencia a la autoridad". Anda que la gente que pasaba se quedó a cuadros. Después de ver quien era, le dije:
      - A que esto no me lo dice sin el uniforme...
      - Cuando quiera -respondió él, más chulo que un ocho-
      - ¿Esta noche? - Y ahí ya nos echamos a reír los dos, dejando a la gente con ojos como platos, ¡juas juas juas!
      Menos mal que no estaba el teniente Gómez, mi compañero de juegos infantiles en el club deportivo, porque es muy, muy serio y tal vez no lo hubiera aprobado, je je je...

      ¡Buen fin de semana!

      Eliminar
    4. Hola!
      Despistado sí, pero de sabio nada, major me pega "un gilipollas despistado"

      Caray, en lo del supuesto erotismo de Milagros había mucho de coña, je, je!

      Voy a cachitos, que no sé el tiempo que voy a estar aquí. ( Clase de mates )

      Eliminar
    5. No estoy de acuerdo del todo con usted en cuanto a que sea más recordado por sus pelis "landistas" En cualquier caso será por parte de nostálgicos recalcitrantes o paletos redomados, pues sus grandes interpretaciones después de esa época son numerosas, elogiadas por la crítica seria e incluso algunas premiadas. Sigo...

      Eliminar
    6. Sin darme cuenta he saltado a abajo de mis dos dos últimos comentarios de ayer, pero creo que se aclarará usted en este embrollo. Disculpas.

      Eliminar
    7. ¡Buenas!

      Ya, ya sé que lo del erotismo de Milagros iba de coña, pero hombre, es que me ha dado pie a contar algo más ;D

      Bueno, hay quienes no salen de las "españoladas" de la época del landismo y seguro que pasaron de 'Los santos inocentes' por ejemplo. Usted lo ha dicho ahí arriba, que dentro de cincuenta años se recordarán fervorosamente 'Gran Hermano' y todas esas bazofias cutres de tertulianos insultándose y gritando al mismo tiempo.

      No se preocupe, no hay embrollo para mí por saltar arriba o abajo, tengo mucha facilidad de lectura.

      Eliminar
    8. Hola, buen lunes!
      Estaba yo en Barcelona, creo que el 78 o en el 79, y vi en un cine "Las verdes praderas" de Garci con Alfredo Landa. Fíjese lo que ha llovido desde entonces y ya se había acabado el landismo. Cierto, a mi también me recuerdan en mi pueblo por las cosillas que hice allí de aficionado, je, je!

      Eliminar
  2. Falta una "e" en mademoiselle, pero se entiende, no?

    ResponderEliminar
  3. Pues recordaré la muerte de este gran actor ( y a partir de ahora de un gran mito del cine )por recibir la noticia de usted. Estaba mañana no tenía ni idea del fallecimiento de Landa. Luego ya, después de comprarme El País, me he empapado con los comentarios de Sacristán, Marcos Ordoñez y otros colaboradores. Se le recuerda con cariño, se alaba su genialidad interpretativa y se recuerdan sus momentos de mala hostia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que usted carece de ordenador propio y tiene que esperar a comprar El País en papel, mientras que yo me repaso toda la prensa -de todos los colores- en un rato.

      Sí que era un excelente actor. A diferencia de los gilipollas sobre los que publicó usted hace unos días, supo avanzar en su carrera como debe ser, sin encasillarse infantilmente.

      Eliminar
    2. También tuvo la suerte de que le cayeran del cielo las ofertas de Bardem y de Garci. Hay grandes actores como él que no pasaron del encasillamiento en las españoladas y después de la Transición sólo han hecho tipos o personajes episódicos, nunca protagonistas.
      Por cierto, hablando de la Transición, le recomiendo el libro que estoy leyendo ahora: "Anatomía de un instante" de Javier Cercas, un estudio brillante sobre el 23 F con un estilo narrativo estupendo. Yo ya había leído de este hombre "Soldados de Salamina", otra gran obra.

      Eliminar
  4. Cachonda su anecdotilla con el poli jeta. Ese "esperpento callejero" que protagonizaron me ha recordado automaticamente aquella genialidad del difunto Summers para una de sus pelis de cámara oculta, cuando puso en medio de la calle a dos curas de sotana ( actores, por supuesto )a darse de hostias. Los viandantes seguro que se escandalizaron tanto como los que asistieron a su "detención" por parte del poli "de sus amores juveniles", je, je!
    Hasta el lunes, que ya no nos vemos en Facebook!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Summers era un genio del humor. No recuerdo lo de los curas, sólo la del león en unos urinarios públicos, ¡juas!
      A la que bajaba un usuario y empujaba la puerta, le recibía un león de frondosa melena y salía despavorido, escaleras arriba, trastabillando.
      Creo que el pobre bicho acabó harto de pasarse toda la mañana husmeando orines en ese cubículo y pensando lo tontos que son los humanos.

      Nada de amores juveniles, hombre. A ese poli le conocí cuando aún no lo era. Daba clases de kárate en el colegio de mi hijo y yo era Delegada de Deportes.
      Inicialmente tuve problemas con él porque las madres de sus alumnos eran unas arpías que me odiaban caribeñamente y le comieron el coco.
      Anda que no me costó nada ganarme su confianza y demostrarle que no era lo que le habían contado esas... Pero lo conseguí porque no hay nada como ir con la verdad por delante, ésta acaba saltando a la vista.

      Me ayudó muchas veces, y también solicitó mi ayuda, así que teníamos una compenetración excelente.
      Lo de "desplumarle" eróticamente es una broma, je je je... Ya le he dicho que es tan bromista como yo, divertidísimo.

      Pues hasta el lunes. Yo también he dejado Facebook, es infumable.

      Eliminar
    2. Por cierto, por arriba le he contestado.
      A mí me es fácil saberlo por recibir las notificaciones, pero a usted y los demás no.

      ¡Feliz fin de semana!

      Eliminar
  5. Je, recuerdo también lo del león, era en un urinario del parque del Retiro de Madrid, pero el que más gracia me hizo fue el del enano, un enano que pedía a la gente que le sostuviese para hablar por teléfono en una cabina y luego los "ganchos" que pasaban le decían al que le sostenía que el enano se tiraba muchos pedos, je, je, je!
    Conocí a Summers personalmente porque llevé varios días a mi hija al rodaje de un capítulo de "Cine por un tubo", una serie para TVE, y en ese episodio mi hija era la prota infantil. Grabamos en el Vicente Calderón y en el Bernabeu.
    Bienvenida al club de disidentes de Facebook!! ( No me retiro completamente, en Junio vuelvo pero con otro funcionamiento, me limitaré a poner un anuncio del post del día en mi blog y a lo sumo dejaré uno o dos comentarios en lo que haya puesto alguien que me parezca interesante. No estaré más de cinco minutos cada mañana )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, recuerdo lo de su hija y que no quiso seguir en la profesión. Lástima, porque si tenía oportunidades es que era buena.

      Sobre Facebook, paso. Estoy hasta el moño. Entro de vez en cuando a mirar y siguen pidiéndome que firme peticiones, como si estuviera a su servicio, cuando ellos no me leen nunca. No contesto a nadie, miro y me voy y a este paso, creo que ni siquiera miraré. Es una perdida de tiempo.

      Eliminar
    2. A mi me parece que eso de las peticiones no nos las envían ellos, que debe ser cosa del robot. Yo pedí mil veces que no me invitasen a juegos y seguían enviándomelos los mismos. Facebook tiene poco rerspeto por su basca.
      Buen día!

      Eliminar

Lamentamos que exista moderación de comentarios, pero es necesario debido a ciertos anónimos muy persistentes.