viernes, 8 de enero de 2016

Concurso de Relatos Cortos Navideños 2015. X

Las bases aquí.

RELATOS ANTERIORES

El espíritu de la Navidad
Sin Navidad
Amor y paz
Tradición y gloria mediática
CABALLETE TROYANO
Un final muy feliz
PARA MONTAR EL BELÉN
El ex guardia y el sospechoso
Noche de Reyes movidita







Conducía un coche pequeño, y de color azul, es muy mayor, tiene más de veinte años y todos los años pasa la ITV. 
Era navidad, y hacia mucho frío, 
María se dirige hacia su trabajo, en una cuneta se encuentra una perrita herida y abandonada, para el coche y la recogió, estaba muy grave, se quejaba mucho. 
María con mucho cuidado la cogió con suavidad y la incorporo en el maletero, se quitó la chaqueta y se la puso encima. Empezaba a nevar, eran los primeros copos en navidades.
Aquella mañana tenia un par de horas para trabajar,pues siempre la llamaban para trabajar en un Hotel, sobretodo cuando era noche vieja, ganaba un buen dinerillo, no siempre tenía trabajo, estaba parada, pero a veces la llamaban para unas horas sueltas.
Pero tuvo que ir al veterinario, pues la perrita necesitaba urgentemente un veterinario.
María no estaba muy bien económicamente, tenia muchas dificultades para vivir.
Al llegar a la clínica, los veterinarios le atendieron enseguida, pues iba muy mal, y enseguida se pusieron con ella.
María se sentó en la sala de espera, cogió el pronto y empezó a leerlo, alzo su mirada a la pared de frente y observó un anuncio que decía, Se busca perrita, responde como nombre chocho loco, tiene recompensa.
María llamo enseguida, les dio la dirección de donde estaba, porque se parecía mucho a la perrita que ella recogió y que estaban operando a vida o muerte.
María se encontraba muy nerviosa y preocupada.
Por el escaparate observa una limusina, se queda sorprendida, bajo un caballero muy super horriblemente feisimo, entra y le pregunta,_usted asido la que ha llamado por lo de el anuncio?_si, soy María, chocholoco, están operando la, ahora saldrá el médico y le irá informando sobre la evolución.
Le quiso dar dinero, una suma muy importante, pero María se negó.
Se marchó diciendo que todo saldrá bien y que mucha suerte._¡Feliz navidad!
Lo que no sabe María, es que su número se quedo grabado en el teléfono del dueño de la perrita.
Trascurrido unas semanas, María recibe una llamada, y le citan.
Ella se asegura quién es, resulta que la llamada era del dueño de la perrita, cuando se ven lo primero que pregunta es por chocholoco.
Se sube en la limusina, y se dirigen a la casa del dueño.
Vive en un palacio, la perrita sale corriendo tras su salvadora, parece de goma sus movimientos.
Resulta que la perrita su dueño es el empresario de los yogures Danone, desde entonces no le faltó trabajo a María, se alojó en una casita que tenia Ramón en su jardín. María paso a tener mejor vida gracias a chocholoco, y la perrita vive gracias a María, sorpresas que nos da la vida. 

4 comentarios:

  1. ¡Precioso, Doña Enri!, además vas mejorando muchísimo, tanto en redacción como en ortografía, aunque supongo que en ortografía te has ayudado de un corrector automático. Pero pones interés y eso es lo importante. Evolucionarás si sigues así. Una sola observación, porque si no te la hago, yo no soy yo. Los nombres, apellidos o apodos de personas, así como de ciudades, paises, etc., se escriben con mayúsculas. Así que la perrita se llama "Chocho Loco" ¡Gracias por tu relato, chocho loco! (aquí es con minúsculas)

    ResponderEliminar
  2. Un relato muy tierno al salvar María la vida de la perrita a pesar de ir hacía el trabajo.
    Y el ricacho también al acordarse de ella. ¡Esplendido!

    Estooo... ¿alguien reconoce al de la foto? La he buscado yo, porque Enri nunca aporta fotos. ¿Quien es?

    ResponderEliminar
  3. Creo que es un cantante gitano famoso. ¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué dice el resto de la tripulación, je je je...

      Eliminar

Lamentamos que exista moderación de comentarios, pero es necesario debido a ciertos anónimos muy persistentes.