lunes, 11 de marzo de 2013

Anécdotas de un mejillón y una leona. II

Un clown en La Malquerida




La anécdota es real, como todas las que voy a contar, y los personajes están citados con sus verdaderos nombres artísticos. La cosa sucede en el "Teatro Popular Español", carpa de comedia en donde hice mis primeros pinitos como actor profesional hace muchísimas lunas.

"Tino Garciluis", padre en la vida real de "Tino Melgar" es un hombre mayor. Ambos forman parte de la familia dueña del teatro.
A Don Tino padre, que se tiene más que hecho su papel de "Tío Eusebio" en La Malquerida, drama del insigne Benavente, le da cierto día por distraerse releyendo el libreto de la obra, y se fija especialmente en una de las observaciones del autor: "El tío Eusebio aparece pálido, demacrado..." Total, que el hombre, feliz ante el interesante hallazgo, se entrega laboriosamente a una concienzuda caracterización para dotar a su personaje de la "palidez" requerida. Y qué estropicio se haría el buen hombre para que su hijo metiese aquella histórica "morcilla" en una escena ( me lo contaron, yo no lo vi, pues fue antes de que entrase a trabajar en la compañía ) en la que el tío Eusebio, más que un hombre pálido, ¡parecía un clown!


El gran momento

La tía Raimunda atiende en su casa al tío Eusebio, que acaba de llegar de la calle con muy malas nuevas, por eso está tan pálido. En eso entra en escena el tío Esteban ( Tino Melgar ) La primera frase que tiene que decir el tío Esteban es "Anda, Raimunda, sácale una jarra de vino al tío Eusebio" Pero el personaje cede su puesto al actor al observar este el rostro de su padre, y su frase es otra: "Anda, Raimunda, sácale una palangana con agua y jabón al tío Eusebio para que se lave la cara"
Dicen que la bronca que se lió entre cajas fue memorable. Hasta el público llegaron los gritos.


4 comentarios:

  1. ¡Ja ja ja!
    Menuda osadía la de Tino hijo. ¡Como debía estar maquillado el padre!
    Bueno, pasó porque hace muchos años y aún no conocian a Michael Jackson, je je je...

    ResponderEliminar
  2. Fíjese, esto fue a principios de los 70. Yo estuve con ellos desde el 73 y la cosa ya había ocurrido. El viejo andaba un poco chocho, la verdad.
    Feliz lunes y vivan las anécdotas farandulescas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre hombre. Lo peor es que cuando pasa, el sujeto no se da cuenta, obvio, y el trabajo de aúpa es para la familia.

      A ver si nos deleita con alguna anécdota personal. Para mañana dudo entre otra de teatro o de película. Ya veré esta noche.

      ¡Feliz lunes y a diverirnos!

      Eliminar
  3. Yo tengo para unas cuantas semanas o meses, je, je!... Han sido muchos años "pisando tablas" o aguantando focos de platós.

    ResponderEliminar

Lamentamos que exista moderación de comentarios, pero es necesario debido a ciertos anónimos muy persistentes.